El dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado, conocido como “Quino”,  falleció el pasado miércoles  a los 88 años.

Hijo de españoles y poseedor de galardones como el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades y la Medalla de la Orden y las Letras de Francia, ha sido uno de los dibujantes más universales de los últimos 50 años, reproduciéndose sus viñetas en todos los rincones del mundo. Su personaje Mafalda se ha convertido un símbolo de la rebeldía y de la fe en que es posible un mundo mejor.

Correos homenajeó  a Quino hace unos años, al emitir  en 2017 un sello, dentro de su serie “Humor Gráfico”, con la imagen de la inmortal niña argentina.

Ese sello era entonces  el cuarto de la serie filatélica ‘Humor Gráfico’, en la que colabora el Instituto Quevedo del Humor de la Fundación General de la Universidad de Alcalá (IQH), y que tiene como objetivo reconocer la labor de los humoristas gráficos.

A Quino le habían precedido antes Forges, que inauguró la colección, Peridis y Gallego y Rey.