Hasta ahora  solo seis personalidades contaban con esta distinción, de las que sólo una permanece viva: S.M. la Reina Sofía.

Los nuevos tiempos llegan por Correos“, es la frase que acompaña  al rediseño de la imagen de marca y al nuevo logotipo  acometido hace pocas fechas por la empresa postal. Una nueva definición de identidad corporativa adaptada a las necesidades digitales, que se actualiza sin perder de vista un legado tanto emocional como artístico. El de un icono que en 1977 diseñó José María Cruz Novillo, Premio Nacional de Diseño y artífice de la mayoría de los anagramas que dieron identidad a la época de la Transición en España, desde el del PSOE hasta el de la Policía Nacional, pasando por Renfe o Repsol.

Poco antes, el pasado 29 de mayo el Presidente de Correos entregó a  Cruz Novillo el título de Cartero Honorario, la mayor distinción con la que la compañía ha venido reconociendo la labor desempeñada por distintas personalidades en la promoción, desarrollo e innovación dentro del  ámbito del servicio público postal.

A Cruz Novillo (que creó la conocida corneta de posta de la marca de Correo), se le reconoce «su aportación a Correos a través de la creación de su imagen corporativa contemporánea».

El nombramiento conlleva el derecho de figurar en el escalafón de Carteros y el uso de uniforme sin sueldo. Y, la principal prerrogativa consiste en que pueden enviar toda la correspondencia sin tener que franquearla, estampando una marca especial en la que consta el título.