Este es el objetivo de la exposición Mujeres Nobel, que acoge el Museo Nacional de Ciencias Naturales desde el 21 de septiembre y hasta el 20 de marzo de 2018. Un repaso por aquellas mujeres galardonadas con un Nobel y que fueron, y son, referencia para el resto de la sociedad.

 

A través de ella  se pretende homenajear y dar a conocer a una selección de  mujeres galardonadas en cada una de las disciplinas establecidas por Alfred Nobel en su testamento. Todas ellas han luchado por “salir adelante y destacar” en un mundo en el que “hasta el día de hoy ser mujer es una barrera” para el éxito y reconocimiento de su trabajo. También se incluyen  en la muestra dos mujeres que estuvieron a punto de conseguir el galardón: la polaca Irena Sendler y la española Concha Espina, que estuvo 9 veces nominada sin alcanzarlo.

 

Se puede encontrar en esta exposición testimonio vivo de la importancia que han supuesto estas pioneras de la ciencia para la sociedad, a través de por ejemplo  algunas colecciones de sellos que nos muestran  la importancia capital de sus investigaciones  en las épocas en las que desarrollaron su trabajo y su trascendencia para el avance de la humanidad .

 

Correos  no ha sido ajeno al homenaje a estos hombres y mujeres, intentando mejorar el mundo, en algunos casos  se vieron recompensados con el Nobel. Hay varias emisiones que se hacen eco de los galardonados españoles.

 

Dentro de esta labor de reconocimiento se encuentra la próxima edición de un libro filatélico que recoge los Nóbeles a través del coleccionismo de sellos.

 

Cuarenta y ocho es el número total de mujeres que han sido galardonadas con el Premio Nobel en sus distintas especialidades: 12 en Medicina o Fisiología, 14 en Literatura, dos en Física, cuatro en Química y 16 con el Premio Nobel de la Paz.”

Según la comisaria de la exposición, Belén Yuste. “No son muchas pero son obstinadas y les sobra coraje. No lo tuvieron fácil, pero plantaron cara a los prejuicios sin pretensión alguna más allá que ayudar a su sociedad. El Nobel les llegó después y los madrileños y visitantes pueden aprender ahora  de ellas y de su legado.

 

“Hay muchas más que lo merecieron pero fueron relegadas y el premio se lo llevó el varón del equipo”concluye la comisaria de una exposición imprescindible.

 

Marie Curie, Irène Joliot-Curie (su hija), Rita Levi-Montalcini, Nelly Sachs, Bertha von Suttner, May-Britt Moser, Wangari Maathai, Carol Greider y Elizabeth Blackburn, Selma Lagerlöf, Teresa de Calcuta y Ada Yonath son las homenajeadas; junto con las ya citadas Irena Sendler y Concha Espina. También se exhiben en la exposición algunos de sus objetos de trabajo, así como otros enseres de Alfred Nobel, cuya figura ocupa así mismo un espacio en la muestra.

 

Además de paneles explicativos sobre ellas, y en algunos casos sellos dedicados a sus figuras, se exponen otros objetos emblemáticos de su trabajo  como un cuarzo piezoeléctrico diseñado por Pierre Curie para medir la radiactividad, “uno de los cinco prototipos que se conservan en todo el mundo”, los botines que utilizaba la sueca Selma Lagerlöf debido a su lesión de cadera, la tesis firmada por la última Nobel de Medicina, May Britt-Moser, o una vajilla del banquete que sigue a la entrega del premio.