El Palacio Episcopal de Málaga, como edificio emblemático de la ciudad y sede del certamen cinematográfico, ha sido el lugar escogido para presentar el sello conmemorativo que Correos  dedica al Festival de Cine de Málaga.

Este efecto postal, que inmortaliza a uno de los encuentros más importantes del séptimo arte en nuestro país,  ha sido presentado por el Director del Festival, Juan Antonio Vigar, y por el Director de Filatelia de Correos, Modesto Fraguas. Al concluir  la presentación se ha realizado el matasellado protocolario de los sobres y los sellos.

Correos, dentro de la importancia que otorga al cine en sus emisiones, no olvida cada año a los festivales que se desarrollan en nuestro suelo. De esta forma el Festival de Cine de Málaga engrosa la lista de certámenes que como anteriormente el de San Sebastián o la Seminci de Valladolid, corroboran el buen momento que atraviesa nuestra cinematografía.

Hoy el organismo postal ha puesto en circulación un Pliego Premium, con 15 sellos autoadhesivos, dedicado al Festival de Cine de Málaga  que cumple 20 ediciones.

Esta emisión presenta la peculiaridad de estar impresa por primera vez en acetato transparente simulando un fotograma. El diseño del sello muestra un boquerón, pez muy ligado a la ciudad de Málaga, saliendo de una lata que contiene una película cinematográfica, sobre unos trazos en tonos azules que simulan el mar.

El Pliego Premium presenta además, una ilustración de una cámara de cine que proyecta un haz de luz representando la famosa “Farola” de Málaga, el faro que guía a los barcos que llegan a su bahía.

Así mismo incluye también una breve historia del Festival que destaca, sobre todo, su positiva influencia en el desarrollo cultural de  Málaga, ciudad que en los últimos años se ha convertido en un referente para el sector cinematográfico.

El Festival de Cine de Málaga se inició en  1998 con el fin de destacar y promocionar lo mejor del cine español. Poco a poco, se ha convertido en un referente dentro de los festivales cinematográficos de todo el mundo, especialmente hispanoamericano, atrayendo en cada edición a numerosos actores, directores y demás profesionales del sector.

Las diferentes categorías premiadas reciben como galardón una reproducción de una flor típica malagueña símbolo de la ciudad, la biznaga, un ramillete de jazmines en forma de bola, elaborado de forma minuciosa, que suele venderse por las calles de Málaga, sobre todo en los meses de verano, dejando a su paso un olor inconfundible e inolvidable.