Se han  presentado hoy dos sellos dedicados al Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, en un acto que ha contado con la presencia del Secretario General de la Organización Mundial de Turismo, Taleb D. Rifai, y el Presidente de Correos, Javier Cuesta.

Los sellos presentados tiene en común una característica que les define: presentan huellas grabadas en la arena y en la nieve respectivamente, como metáfora de lo efímero, al igual que lo pueden llegar a ser nuestros entornos turísticos si no los cuidamos.

El primero, contiene la  imagen de una de nuestras playas bañada por el  mar, y representa ese cúmulo de atractivos, como el clima y la luz, que convierten a nuestras costas en las más deseadas del mundo. El otro nos recuerda que España también posee importantes cimas en las que la nieve es casi perpetua. Paisajes dispares para un amplio abanico de propuestas turísticas. Los dos sellos recogen el logotipo de esta celebración, que está representado por un diente de león que comienza a deshacerse y volar por esos dos paisajes tan apetecibles. El sello dedicado al turismo de mar tiene una tirada de 13.250.000 unidades y el referido al turismo de montaña de 750.000.

El año 2017 ha sido declarado por Naciones Unidas como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo con el objetivo de sensibilizar a los responsables de tomar decisiones y al público en general, de la contribución del turismo sostenible al desarrollo poniendo especial interés en fomentar el crecimiento económico; la inclusión social, el empleo y la reducción de la pobreza; el uso eficiente de recursos, la protección ambiental y el cambio climático; los valores culturales, la diversidad y el patrimonio y por último, la paz y la seguridad.