50 personas con discapacidad encuentran un empleo gracias a la adjudicación de servicios por parte de Correos a  la Fundación Carmen Pardo-Valcarce

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce, entidad que trabaja por la inclusión laboral y social de las personas con discapacidad intelectual en la sociedad, elabora por segundo año consecutivo el Libro Anual de Sellos de España y Andorra 2016 ‘Valores en el Tiempo’ que edita Correos. Gracias a ser la adjudicataria del concurso que Correos convocó para la manipulación de este libro anual. La Fundación ha creado 50 puestos de trabajo para personas con discapacidad, y Correos reafirma así su confianza en este colectivo y en la organización con quien trabaja a través de distintos proyectos desde 1991.

Esta obra contiene todos los sellos y hojas bloque emitidos a lo largo del año, además de su descripción histórica. Se trata de un trabajo de recopilación exhaustivo que adquieren y reciben anualmente más de 22.000  personas, entre  abonados filatélicos e instituciones, así como  por el público en general en las oficinas de Correos.

Además de los puestos de trabajo creados para este proyecto, la Fundación Carmen Pardo-Valcarce y Correos mantienen 71 puestos de trabajo gracias a la colaboración que mantienen desde hace más de 24 años. En la actualidad, 37 personas con discapacidad intelectual trabajan en el taller de sacas, realizando tareas como el lavado o reparación de sacas, mientras que otros 34 empleados preparan los envíos de los nuevos sellos destinados a los clientes abonados al servicio filatélico de Correos en el taller de filatelia. Una colaboración que se reafirma desde entonces apostando siempre por la inclusión de las personas con discapacidad y generando empleo en un sector con dificultades.

 Compromiso de la Fundación

La Fundación Carmen Pardo-Valcarce trabaja por la participación de las personas con discapacidad intelectual en nuestra sociedad. Cree que así será más rica y diversa. En torno a esta misión, la Fundación ha crecido tanto en número de servicios como de personas atendidas, unas mil en la actualidad, y emplea a más de 300. Diseña apoyos allá donde encuentra barreras para su participación: educación, empleo, vivienda, ocio, deporte, sanidad, justicia. Busca también un entramado que permita tender puentes para que las personas con discapacidad intelectual estén cada día más involucradas en la sociedad.

Creada en 1948, su trayectoria en estos años la convierte hoy en un referente nacional e internacional, en el ámbito de la discapacidad intelectual. En el año 2007, la Business Guide creada por Naciones Unidas incluía a la Fundación como una de las dos únicas ONG españolas de alta confianza para formar alianzas con empresas.