El coleccionismo filatélico da pie a aficionados de todo el mundo a adoptar las temáticas más diversas para dejar reflejadas a través de los sellos el interés personal  por  las cuestiones más variopintas, profundas y hasta extravagantes.

La Subdirección de Filatelia, reservó, desde principios de 2016, en la revista que edita, “Sellos y mucho más”, un espacio abierto y colaborativo para todos los filatélicos que quieren compartir sus conocimientos y sus pasiones por los temas que más les obsesionan o con los que se sienten más incardinados.

Así, uno nos contó su pasión por el Románico,  otro por la memorabilia postal, varios  por los viajes, ya sean físicos, como se recogió hace meses en este blog, o simplemente a través de los sellos.

Ahora, un abonado filatélico, profesional de la sanidad, nos remite su afición por el coleccionismo  del sello  a través de la maximofilia y reflejado en la medicina, el arte que emana del desarrollo de esta disciplina y la enfermedad. Temas de contenido universal constreñidos en las cuatro esquinas de  un pequeño timbre o una postal

Image

Image

Image

Image

Image

Image

, pero que su valor humano y social sobrepasa con creces el contorno de ese marco.