Se han presentado hoy jueves en esta Comunidad Autónoma dos sellos de Correos.

 

Museo Marítimo del Cantábrico

 

Por la mañana, en la capital, Santander, el Museo Marítimo del Cantábrico (MMC), ha sido el marco donde se ha dado a conocer a todos los ciudadanos el sello que Correos ha dedicado a esta institución cultural y científica ubicada en Santander.

El director general de Juventud del Gobierno de Cantabria, Jorge Gutiérrez, el director del Museo Marítimo, Gerardo Castrillo, y el director de Filatelia de Correos, Modesto Fraguas, han intervenido en este acto que ha reunido a todos  los aficionados filatélicos de la región.

Este sello, tiene un valor postal de 0,65€ y una tirada de 228.000 efectos postales; forma parte de un Pliego Premium que cuenta con doce sellos que se enmarcan sobre una vista general del Museo, un texto explicativo del MMC y su función, una reproducción de un ticket de entrada y los logotipos del Gobierno de Cantabria y del propio Museo. Por su parte el sello recoge una imagen de dos de los protagonistas del museo: los esqueletos de dos ballenas, una de ellas, un rorcual franco de más de veinte metros que fue encontrado muerto el siglo pasado.

El Museo Marítimo del Cantábrico se ubica en la bahía de Santander, entre el promontorio de San Martín y la playa de los Peligros. Este centro propone a los visitantes un recorrido por los más variados temas relacionados siempre con el mar Cantábrico, desde la historia natural y biología marina, pasando por la historia y arqueología, la cartografía, la construcción y la tecnología naval.

Esta variedad temática de la que puede presumir el Museo, hunde sus raíces en la historia de Santander y en los antecedentes del museo, que fueron la Estación Marítima de Zoología y Botánica de 1886 y el Museo Naval del Real astillero de Guarnizo, fundado en 1948.

Estas dos tradiciones, la biológica y la náutica, fueron las que impulsaron y configuraron el actual museo, al que se le añadió una vertiente más orientada al estudio e investigación con la inclusión de laboratorios, salas de investigación y talleres. El actual museo fue inaugurado en 1981 y se remodeló en el año 2000 para abrir sus puertas finalmente tal como lo estamos viendo hoy en 2003.

 

El Camino de Santiago también pasa por Santillana del Mar

Sellos, Los Caminos de Santiago del Norte Peninsular. Cantabria

Por la tarde, la Colegiata de Santa Juliana, de Santillana del Mar, ha acogido la presentación de otro sello con un marcado acento cántabro. Se trata del  carnet de sellos que ha dedicado este año al Camino de la Costa dentro de la emisión Los Caminos de Santiago del Norte Peninsular. Esta emisión consta de ocho unidades autoadhesivas que muestran monumentos de las cuatro comunidades autónomas a lo largo de las cuáles transcurre el Camino costero a Santiago.

La presentación del sello, con un valor facial de 1,45€, ha corrido esta vez a cargo  del Abad de la Colegiata de Santa Juliana, Luis López Ormazábal, y del director de Filatelia de Correos, Modesto Fraguas, que ha culminado con un matasellado conmemorativo de la ocasión.

Esta emisión se presenta con unas características particulares, pues además de su formato librillo, el carné esta troquelado con el perfil de la costa del norte de la Península e incluye realidad aumentada.

Correos quiere destacar el reconocimiento por la UNESCO que ha incluido en Lista de Patrimonio Mundial el bien Los Caminos de Santiago del Norte Peninsular. Se amplía así una declaración que ya había amparado al Camino Francés en 1993.

Los Caminos del Norte Peninsular son cuatro rutas que suman 1.499 Km a los 800 km del Camino Francés y se extienden por las comunidades autónomas

del País Vasco, La Rioja, Cantabria, Asturias y Galicia. El más conocido y extenso de estos caminos es el Camino de la Costa al que se dedica esta emisión. Nace en Irún y continúa en dirección a Compostela, dejando a su paso un rastro imborrable en ciudades como San Sebastián, Bilbao, Santander o Gijón hasta adentrarse en Galicia. Se trata de una de las vías con más historia junto con el Camino Primitivo, y de una antigüedad similar a la ruta francesa por Navarra.

El sello recoge la Colegiata de Santa Juliana de Santillana del Mar, el mismo escenario de la presentación. En sus orígenes constituyó un monasterio benedictino, pero en el siglo XI adquirió el rango de colegiata regida por una comunidad de canónigos de San Agustín. Se trata de uno de los monumentos románicos más representativos de la región y fue declarada Monumento Nacional de España el 12 de marzo de 1889. La costa cántabra se dibuja en el fondo del sello.

La emisión de este sello dedicado a la Colegiata de Santa Juliana, de Santillana del Mar forma parte de las actividades de Correos para dar a conocer este Camino en el que la empresa postal y de paquetería ofrece diferentes servicios a los peregrinos.