Cuando la Sociedad Filatélica de la Coruña sufrió a finales de año pasado un segundo robo, sus directivos pensaron que ya no les podía pasar nada peor. Habían desaparecido el trabajo y el esfuerzo de muchos años. Todos los sellos de los socios, con alto valor facial, el dinero de la caja y hasta una medalla se volatizaron de la sede social. Pero no era la primera vez…

El mismo año, unos cuantos meses antes, otro robo había tambaleado ya esta institución. El atropello les había supuesto, en esa ocasión, pérdidas de 20.291,87 €.

Ese año, hasta esas desagradables incidencias, la Sociedad había adquirido en Correos sellos por valor de más de 19.000 €. En la denuncia que formularon ante la policía  hicieron constar el último hurto valorándolo entre 25.000 y 30.000 €.

Estas penalidades podían abocar a la liquidación de la Sociedad después de casi 60 años de actividad.

Una actividad muy “viva” , dedicada a la filatelia y la cultura, ya que entre otras cosas, acababan de realizar una exposición filatélica  dedicada al “120 Aniversario del primer Hospital de la Cruz Roja de La Coruña” que implicaba a diferentes instituciones (Correos, Ayuntamiento, Cruz Roja, Aspronaga…)

Su angustiosa situación les animo a pedir el socorro de la filatelia. Y de esta manera expusieron su problema a Correos.

El presidente de Correos y la Subdirección de Filatelia no podían permanecer ajenos a estos problemas que afectaban a un colectivo tan cercano al Servicio Filatélico del organismo postal., que siempre se ha comprometido con los comerciantes de este sector así como con sus abonados y coleccionistas. Por ese motivo ha decidido comunicar a  la Sociedade Filatelica de A Coruña, que colaborará con ellos, y que por esta excepcional situación les restaurará parte del material filatélico sustraído correspondiente a diferentes unidades de los años 2015 a 2017, valorando la determinación de esta asociación filatélica de seguir siempre adelante.